OMS pide reforzar medidas de salud pública ante preocupante aumento en casos de COVID-19, especialmente en las Américas

por ONU México | 22 junio 2020 a las 14:39

Los casos repuntan en países como Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, Chile y México. En las Américas no paran de subir, mientras en naciones que habían logrado contener el coronavirus, como Alemania y Corea del Sur, este vuelve a resurgir.

Foto: María Salcedo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el coronavirus continúa propagándose rápidamente alrededor del mundo. Este domingo se han reportado más de 183,000 nuevos casos, alcanzando un “nuevo y sombrío récord”.

El titular de la organización, Tedros Adhanom, instó en conferencia de prensa a los países a ser “cuidadosos y creativos” para buscar soluciones que permitan alcanzar un equilibrio entre “proteger a su gente y minimizar el daño social y económico”.

“No es una elección entre vidas y medios de vida. Los países pueden hacer ambas cosas”, afirmó.

Ante esta situación, ha hecho un llamado a los países para duplicar las medidas fundamentales de protección incluyendo detectar y probar casos, aislar y cuidar de los enfermos, rastrear y poner en cuarentena a los contactos y proteger a los trabajadores de la salud.

Sin embargo, recordó que las medidas de salud pública contra la COVID-19 “sólo pueden ser efectivas si cada individuo” se protege a sí mismo.

Las Américas mantienen el epicentro de la pandemia

Desde hace varias semanas, el epicentro de la pandemia está en las Américas donde se reportaron 116.000 nuevos casos en las últimas 24 horas.

“La pandemia sigue creciendo en las Américas, sur de Asia, pero también en algunos países de Oriente Medio y África”, aseguró el director de emergencias de la Organización, Michael Ryan.

Brasil informó de casi 55.000 nuevos contagios y aunque la OMS quiere saber si esta brusca subida se debe a la forma de conteo, le preocupa que haya muchos casos sin detectar porque el número de pruebas sigue siendo bajo.

«La pandemia sigue creciendo porque está aumentando en algunos países muy poblados. No creemos que es un fenómeno por el aumento de número de pruebas, porque también hay más hospitalizaciones y muertes», explicó.

Le sigue Estados Unidos, con 36.000 nuevos contagios, una subida que tampoco se puede atribuir al mayor número de pruebas, porque “claramente” se refleja en las hospitalizaciones, explicó Ryan.

Ryan también informó sobre el reciente porcentaje de aumento de los casos en otros países de la región:

  • Brasil: 25%
  • Chile: 41%
  • Argentina: 38%
  • Colombia: 35%
  • Panamá: 26%
  • Bolivia: 33%
  • Guatemala: 39%
  • Honduras: 38%
  • Guyana Francesa: 86%
  • Costa Rica: 28%
  • El Salvador: 24%
  • Haití: 26%
  • Venezuela:25%

Preguntado sobre posibles mutaciones del coronavirus, el experto afirmó que por ahora no se están viendo cambios en la letalidad, comportamiento, capacidad de diagnóstico o impacto de los tratamientos.

Asimismo la doctora María Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, informó que próximamente la Organización estará publicando una nueva guía para reiniciar el turismo de forma segura.

“Estamos trabajando con las aerolíneas e industrias turísticas”, afirmó.

La salud no debe ser un lujo

La OMS ha realizado una encuesta para evaluar los efectos de la pandemia en la interrupción de servicios de salud esenciales. Más de la mitad de los 82 países que han respondido ha limitado o suspendido al menos un servicio parcial o completamente.

“Los países están utilizando una variedad de estrategias para hacer frente a estas interrupciones. Aún así, las consecuencias se sentirán durante muchos años”, lamentó el Dr. Tedros.

Es por ello que la cobertura de salud universal debe ser “una prioridad”, aseveró. “El mundo está aprendiendo por las malas que la salud no es un artículo de lujo; es la piedra angular de la seguridad, la estabilidad y la prosperidad”.

El año pasado, los líderes mundiales se reunieron en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York para adoptar una declaración política histórica sobre la cobertura universal de salud. “Es esencial que los países no solo respondan con urgencia a la pandemia, sino que también inviertan en sistemas de salud fuertes a nivel nacional y en la seguridad sanitaria mundial”, añadió.