América del Sur, el nuevo epicentro del coronavirus

por ONU México | 23 mayo 2020 a las 11:19

Brasil ya es el tercer país del mundo con más casos, mientras Perú y Chile presentan un número creciente de pacientes con COVID-19. La enfermedad llegó a América del Sur más tarde que en otras regiones, pero ya hay más de medio millón de personas afectadas. Las agencias de la ONU piden que se proteja a los más vulnerables, entre ellos los migrantes venezolanos.

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud advirtió este viernes que América del Sur se ha convertido en el nuevo epicentro del coronavirus.

“Estamos viendo muchos países suramericanos con un creciente número de casos, y tenemos una preocupación por esto. Es claro que ahora mismo el más afectado es Brasil”, afirmó Mike Ryan durante la habitual conferencia de prensa de la Organización.

Ryan dijo que el país está alrededor de los 300.000 casos confirmados de COVID-19 con más de 19.000 muertes.

“La mayoría de los casos están en la región de Sao Paulo, pero también en Río de Janeiro y los estados de Pernambuco y Ceará, así como el Amazonas. En términos de la incidencia de la enfermedad, la más alta está en el Amazonas, con 490 personas infectadas por cada 100.000 de población, lo que es bastante alto”, explicó.

El experto afirmó que sus colegas en la Organización Panamericana de la Salud se encuentran ofreciendo asistencia directa a los Gobiernos de esos estados afectados.

“También debemos decir, que a pesar de que el Gobierno de Brasil haya aprobado el uso de la hidroxicloroquina para el uso general de su población, nuestras revisiones y la evidencia clínica que tenemos hasta ahora, no apoya su uso para el tratamiento de COVID-19. No hasta que se completen los ensayos clínicos y tengamos resultados claros”, afirmó.

Por su parte la epidemióloga María Van Kherkhove recalcó que el riesgo más alto de enfermedad severa de coronavirus se mantiene entre las poblaciones más vulnerables, debido a condiciones previas, el acceso a la salud, y la evidente desigualdad.

“Hay poblaciones vulnerables en todos estos países, y tenemos que trabajar para asegurarnos que todos tendrán acceso a la salud, a las pruebas, y a la información para poder prevenir más casos de enfermedad y muertes”, aseguró la experta.

Sigue leyendo la nota en Noticias ONU