Durante pandemia, ACNUR apoya solicitudes de asilo en México, CEPAL aboga por un plan de transición ecológico, OIT insta a garantizar la protección de los trabajadores y ONU-DH a respetar los derechos humanos… escucha las noticias del día.

por ONU México | 28 abril 2020 a las 13:09

La personas que huyen de la violencia continúan solicitando asilo en México, CEPAL aboga por un plan de transición ecológico, OIT insta a garantizar la protección de los trabajadores frente a la pandemia y ONU-DH denuncia los abusos cometidos bajo el pretexto de medidas de emergencia… esas son las noticias de la ONU de hoy.

Producción: Benjamin Fernandez y Luis Arroyo

A pesar de las restricciones por la pandemia, las personas que huyen de la violencia y la persecución continúan solicitando asilo en México

Mientras que varios países en América Latina y en el resto del mundo han cerrado sus fronteras y restringido los movimientos para contener la propagación del coronavirus, en México se continúan registrando nuevas solicitudes de asilo de personas que huyen de la persecución y de situaciones de violencia brutales, lo que les permite encontrar un lugar seguro, saluda la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Todavía hay cientos de personas que están presentando sus solicitudes para recibir el estatuto de refugiado en este país, lo que pone de manifiesto la magnitud de los niveles de violencia y de persecución que muchas personas continúan sufriendo en sus países de origen, incluso en tiempos de pandemia.

Desde principios de marzo 3.330 solicitantes de asilo recién llegados a México han recibido asistencia humanitaria, lo que les ha permitido arrendar lugares donde hospedarse. 

La ACNUR ha dado apoyo a 93 albergues  y está asistiendo a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) para la transición hacia un sistema de registro y tramitación en remoto de las solicitudes de asilo

Pandemia del COVID-19 nos llama a construir un nuevo modelo de desarrollo y reforzar la integración regional para enfrentar la crisis: CEPAL

La Secretaria Ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, participó en webinar de la Fundación EU-LAC, en donde instó a generar con Europa un “nuevo green deal” (un plan de conversión ecológico)  para un mundo más democrático, menos desigual y más sostenible.

La pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) nos demanda la construcción de un nuevo modelo de desarrollo, con instituciones más redistributivas que tengan mayor preocupación por las minorías, las mujeres y los adultos mayores, sin olvidar tampoco el cambio climático, señaló Bárcena.

OIT insta a garantizar la protección de los trabajadores frente a la pandemia de COVID-19

La Organización Internacional del Trabajo advierte de que podría producirse una segunda ola de propagación del virus si no se garantiza la seguridad de los trabajadores que retomen su labor. Por ello, el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha instado a los Estados a que adopten medidas para prevenir y controlar el COVID-19 en el lugar de trabajo.   COVID-19: las medidas de emergencia no deben servir de pretexto para abusos y vulneraciones de derechos humanos, dice Bachelet La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet exhortó a los Estados a no violar los derechos humanos con el pretexto de implantar medidas de excepción o de emergencia.    “Los poderes de emergencia no deben ser armas que los gobiernos puedan usar para aplastar la disidencia, controlar a la población o prolongar su estancia en el poder”, advirtió la Alta Comisionada. “Esos poderes deben usarse para afrontar eficazmente la pandemia; nada más,  nada menos”.
 Ciertos  derechos no son derogables en virtud del derecho internacional, entre ellos el derecho a la vida, la prohibición de la tortura y los malos tratos y el derecho a no ser detenido arbitrariamente, siguen vigentes en todas las circunstancias.  “Habida cuenta de la índole excepcional de esta crisis, es evidente que los Estados necesitan poderes adicionales para hacerle frente. Pero, si no se defiende el Estado de Derecho, corremos el riesgo de que una emergencia de salud pública se convierta en un desastre de derechos humanos, con efectos negativos que se prolongarán mucho tiempo después de que la pandemia haya cesado”, concluyó la Alta Comisionada.