Noticias de la ONU 26 de agosto

por ONU México | 26 agosto 2020 a las 13:43

El turismo fue devastado por el COVID-19 y debe ser reconstruido de una manera más amigable con el planeta; Se duplican los casos de COVID-19 en la región de las Américas; Aunque no es común, sí es posible el recontagio de COVID-19; Las mascarillas no deben ser obligatorias para los niños menores de cinco años, dice la OMS

El turismo fue devastado por el COVID-19 y debe ser reconstruido de una manera más amigable con el planeta

El turismo es mucho más que visitar monumentos culturales o nadar en playas tropicales, es uno de los sectores económicos más importantes del mundo, dijo este martes el Secretario General de la ONU.

Al presentar su último informe de políticas sobre el COVID-19, esta vez sobre el sector del turismo, Guterres señaló que esa una  industria que emplea a una de cada diez personas en el mundo y proporciona medios de vida a cientos de millones más.

Así lo revelan los datos de la Organización Mundial del Turismo que muestran que entre 100 y 120 millones de empleos turísticos directos están en riesgo, mientras que  la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) prevé una pérdida del 1,5 al 2,8 por ciento del PIB mundial debido a la crisis de la industria por el COVID-19.

 Por ello, el Secretario General subrayó la importancia de reconstruir el sector del turismo de una manera “segura, equitativa y respetuosa con el clima”.

Se duplican los casos de COVID-19 en la región de las Américas

Ante la duplicación de los casos de COVID-19 en la región de las Américas en las últimas semanas, reforzar la localización de contactos y la gestión de datos son clave cuando muchos países están reabriendo sus actividades. 

El número de nuevas infecciones por COVID-19 reportado en las Américas se ha más que duplicado, pasando de 5,3 millones el 1 de julio a más de 12 millones de casos actualmente. “La atención primaria de salud debe estar en el centro de la respuesta: detectando los casos, actuando para contener la transmisión y brindando atención oportuna en la comunidad”, afirmó la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.

Señaló que pese al aumento de los casos, los países han relajado gradualmente las restricciones, han reanudado el comercio y algunos se están preparando para volver a la escuela. “En demasiados lugares, parece haber una desconexión entre las políticas que se están implementando y lo que nos dicen las curvas epidemiológicas. Esto no es una buena señal. Desear que el virus desaparezca no funcionará, y esto sólo dará lugar a más casos, como hemos visto en estas últimas seis semanas”, sostuvo.  

Aunque no es común, sí es posible el recontagio de COVID-19

La Organización Mundial de la Salud confirmó que sí es posible la reinfección con COVID-19, pero hasta el momento, no se trata de un evento común.

La portavoz Margaret Harris, dijo a los periodistas en Ginebra que hasta ahora solo parece haber una “pequeña posibilidad” de que esto ocurra.

“Lo importante a tener en cuenta es que las cifras son muy, muy pequeñas. Así que este es un caso documentado en más de 23 millones y probablemente veremos otros casos documentados, pero parece que no es un evento regular, ya hubiéramos visto muchos más casos”

Las mascarillas no deben ser obligatorias para los niños menores de cinco años, dice la OMS

La agencia de salud de la ONU ha emitido una serie de recomendaciones sobre los niños y las mascarillas. 

La OMS y el UNICEF recomiendan que la decisión de utilizar mascarillas en niños de entre 6 y 11 años se base en los siguientes factores:

  1. si hay transmisión generalizada en el área donde reside el niño;

2. la capacidad del niño para utilizar la mascarilla de forma segura y adecuada;

3. el acceso a las mascarillas, así como su lavado y cambio en determinados lugares (como las escuelas y las guarderías);

4. la supervisión adecuada de un adulto y las instrucciones para el niño sobre cómo ponerse, quitarse y llevar puesta la mascarilla de forma segura;

5. las posibles repercusiones de llevar puesta una mascarilla sobre el aprendizaje y el desarrollo psicosocial, en consulta con el personal docente, los padres o cuidadores y los proveedores de servicios médicos;

6. los entornos e interacciones específicos del niño con otras personas que corren un alto riesgo de sufrir una manifestación grave de la enfermedad, como las personas mayores y las que tienen otras afecciones de salud subyacentes.