Bachelet pide que se alivien las sanciones para facilitar a los sistemas sanitarios la lucha contra el COVID-19 y limitar el contagio a escala mundial

por ONU México | 25 marzo 2020 a las 10:10

Declaración de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la flexibilización de las sanciones que afectan al sector de la salud.

“Por razones de salud pública mundial, y para defender los derechos y las vidas de millones de personas durante la pandemia de coronavirus, hago un llamado para que las sanciones sectoriales que pudieran afectar la capacidad de los sistemas de salud para dar respuesta a esta crisis se suavicen o se suspendan.

Las personas más vulnerables en esos países no son responsables de las políticas contra las que se han impuesto las sanciones.

Muchas personas ya han vivido en una situación muy precaria durante mucho tiempo.

Necesitamos que de forma urgente se apliquen excepciones humanitarias a las sanciones, y que se implementen rápidamente para equipos y material médico esencial.

Es especialmente importante que se proteja la salud de los trabajadores sanitarios.

Los profesionales médicos en ningún caso deberían ser castigados por las autoridades por alertar sobre las deficiencias en la respuesta a la crisis.

Los países sancionados deberían aportar información transparente, aceptar ofertas de asistencia y apoyo humanitario, y dar prioridad a las necesidades y los derechos de los más vulnerables.

También deberían garantizar que las organizaciones nacionales e internacionales puedan llevar a cabo su trabajo humanitario.

Es vital evitar el colapso de cualquier sistema de salud. Necesitamos que se incremente la cooperación internacional y la solidaridad. Todos dependemos de la salud del resto.

Necesitamos actuar ahora, con solidaridad, cooperación y afecto.”