El “periodismo sin miedo ni favoritismo” es el antídoto a la pandemia de desinformación: Guterres

por ONU México | 3 mayo 2020 a las 09:00

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, mientras muchos periodistas son blancos de medidas represivas por Estados durante la crisis por COVID-19, el Secretario general de la ONU, António Guterres, instó a los Gobiernos a proteger a los periodistas y que fortalezcan y mantengan la libertad de prensa, “antídoto” a la “pandemia de desinformación“.

Foto: Daniela Rea, ganadora del Premio Breach/Valdez de Periodismo y Derechos Humanos

Mensaje de vídeo del Secretario General con motivo
del Día Mundial de la Libertad de Prensa de 2020

        Los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación cumplen una tarea fundamental para ayudarnos a tomar decisiones informadas. Mientras el mundo lucha contra la pandemia del COVID-19, esas decisiones pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

        En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hacemos un llamamiento a los Gobiernos y a otras partes interesadas para que garanticen que los periodistas puedan hacer su trabajo durante toda la pandemia de COVID-19 y después también.

        A medida que la pandemia se extiende, también ha dado lugar a una segunda pandemia de desinformación, desde consejos de salud perjudiciales hasta teorías conspirativas descabelladas.

        La prensa nos brinda el antídoto: noticias y análisis verificados, científicos y basados en la realidad. Pero desde que comenzó la pandemia, muchos periodistas están siendo objeto de mayores restricciones y castigos tan solo por hacer su trabajo.

        Las restricciones temporales a la libertad de circulación son esenciales para vencer al COVID-19. Sin embargo, no se debe abusar de ellas como excusa para reprimir la capacidad de los periodistas de llevar a cabo su labor.

        Hoy, agradecemos a los medios de comunicación por proporcionar datos fácticos y análisis; por hacer rendir cuentas a los dirigentes de todos los sectores; y por decir las cosas como son.

        Reconocemos en particular a los que desempeñan un papel fundamental para salvar vidas en la información sobre la salud pública.

        Y pedimos a los Gobiernos que protejan a los trabajadores de los medios de comunicación y que fortalezcan y mantengan la libertad de prensa, que es esencial para un futuro de paz, justicia y derechos humanos para todos.