En las ciudades se puede ganar la batalla por una recuperación verde de la COVID-19

por | 17 agosto 2020

El 55% de la población mundial está densamente concentrada en las ciudades. No es de extrañar que éstas sean las zonas más afectadas por la COVID-19, donde han ocurrido alrededor de 90% de todos los casos reportados.

Pero las ciudades también son los lugares donde se puede ganar la batalla por una recuperación verde de la COVID-19, lo cual será esencial para reducir los futuros riesgos de pandemia y combatir la crisis climática.

Las urbes son la cuna de ideas innovadoras y donde se están creando técnicas para mitigar el cambio climático, la contaminación, el uso de los recursos y la pérdida de biodiversidad. Antes de la COVID-19, muchas ciudades ya habían adoptado la agricultura urbana, la movilidad eléctrica, el transporte no motorizado, y estaban explorando edificios de cero emisiones, energía distrital, sistemas descentralizados de energía renovable, soluciones basadas en la naturaleza y proyectos de renovación.

Los billones de dólares que probablemente se inviertan en los paquetes de recuperación pos-COVID-19 pueden acelerar tales desarrollos.

“Al responder ante la pandemia y trabajar por la recuperación, volvemos los ojos hacia nuestras ciudades y vemos en ellas centros de comunidad, innovación humana e ingenio”, dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres.

“Ahora tenemos la oportunidad de recuperarnos y mejorar, construyendo ciudades más resilientes, inclusivas y sostenibles”, indicó Guterres.

Economías más resilientes

La recuperación pos-COVID-19 brinda una oportunidad de construir economías preparadas para el futuro: que las ciudades limpien su aire, reverdezcan sus espacios abiertos y adopten soluciones que ayuden a descarbonizar y reducir el uso de recursos, mientras se crean nuevos empleos.

El diseño urbano que ayude a crear ciudades estratégicamente densas, que conecten la planificación de vivienda, transporte y energía, y que aprovechen las soluciones basadas en la naturaleza, serán fundamentales.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) aboga por un enfoque integrado que conecte la naturaleza, el clima y el uso de las tierras urbanas. El PNUMA es la agencia ejecutora del Programa de Impacto de Ciudades Sostenibles, la plataforma de desarrollo urbano sostenible del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

Más información aquí.