La falta de unidad mundial en la respuesta al COVID-19 es una estrategia para el fracaso, alerta Guterres

por ONU México | 19 mayo 2020 a las 11:37

Con más de 300.000 muertos, el COVID-19 ha puesto de rodillas al mundo por la falta de una estrategia conjunta, así como por la incapacidad de aprender de las lecciones que habían dejado otras epidemias como la H1N1, el SARS y el ébola. Los líderes de la ONU y su agencia de salud llamaron a los países a recordar que la salud no es un lujo, si no una necesidad, ni tampoco es un costo, si no una inversión en el bienestar de todos.

Los países han ignorado las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y como resultado el COVID-19 se ha extendido por todo el mundo y ahora se intensifica en el Sur Global, donde su impacto puede ser aún más devastador, advirtió el Secretario General de la ONU este lunes.

Durante la inauguración de la anual Asamblea Mundial de la Salud, en la que participan los 194 Estados miembros de la Organización, Guterres recalcó que se necesita de un esfuerzo masivo y combinado de todos los países para hacer frente a la pandemia de coronavirus que ha “puesto de rodillas” al mundo a pesar de los avances científicos y tecnológicos de las ultimas décadas.

“Hemos visto algo de solidaridad, pero muy poca unidad, en nuestra respuesta al COVID-19. Los países han seguido diferentes y hasta contradictorias estrategias, y por eso estamos todos pagando el precio”, afirmó el Secretario General.

“Hemos visto algo de solidaridad, pero muy poca unidad”

Guterres reiteró su llamado para que más naciones aborden el impacto de la pandemia en la salud, así como sus consecuencias económicas y sociales. “A menos que controlemos la propagación del virus, la economía nunca se recuperará”, explicó.

Sigue leyendo la nota en Noticias ONU