La OMS recomienda dos nuevos medicamentos para tratar el COVID-19

por | 14 enero 2022

Ginebra, 14 de enero de 2021 (OPS/OMS) – La OMS ha recomendado dos nuevos fármacos para la COVID-19, lo que proporciona más opciones para tratar la enfermedad. La medida en que estos medicamentos salvarán vidas depende de su disponibilidad y asequibilidad.

El primer fármaco, el baricitinib, se recomienda encarecidamente para los pacientes con enfermedad grave o crítica por COVID-19. Forma parte de una clase de fármacos llamados inhibidores de la Quinasa Janus (JAK, por sus siglas en inglés) que suprimen la sobreestimulación del sistema inmunitario. La OMS recomienda que se administre con corticosteroides.

El baricitinib es un fármaco oral que se utiliza en el tratamiento de la artritis reumatoide. Constituye una alternativa a otros medicamentos para la artritis llamados bloqueadores del receptor de la interleucina 6, recomendados por la OMS en julio de 2021.

La OMS también ha recomendado, de manera condicional, el uso de un fármaco de anticuerpos monoclonales, el sotrovimab, para el tratamiento de la COVID-19 leve o moderada en pacientes con alto riesgo de hospitalización. Se trata de pacientes de edad avanzada, inmunodeprimidos, con enfermedades subyacentes como diabetes, hipertensión y obesidad, y aquellos que no están vacunados.

El sotrovimab es una alternativa al casirivimab-imdevimab, un cóctel de anticuerpos monoclonales recomendado por la OMS en septiembre de 2021. Se están realizando estudios sobre la eficacia de los anticuerpos monoclonales contra la variante Ómicron, pero los primeros estudios de laboratorio muestran que el sotrovimab mantiene su actividad.

El grupo de expertos que elabora las directrices también examinó otros dos medicamentos para la COVID-19 grave y crítica: el ruxolitinib y el tofacitinib. Dados sus efectos inciertos, la OMS hizo una recomendación condicional contra su uso.

Las recomendaciones de hoy, que constituyen la octava actualización de las directrices vigentes de la OMS sobre la terapéutica y la COVID-19, se basan en las pruebas de siete ensayos clínicos en los que participaron más de 4.000 pacientes con COVID-19 no grave, grave y crítica.

La OMS está en conversaciones con los fabricantes para garantizar la capacidad de suministro mundial y el acceso equitativo y sostenible a los nuevos tratamientos recomendados. El pilar Terapéutico del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT) se ha puesto en contacto con las empresas farmacéuticas para buscar planes integrales de acceso para los países de ingresos bajos y medios, de modo que estos tratamientos puedan desplegarse rápidamente en todas partes, no solo en los países ricos. El ACT-A también está tratando de ampliar el alcance de las licencias para que los productos sean más asequibles.

Los dos nuevos medicamentos recomendados -baricitinib y sotrovimab- han sido invitados al proceso de precalificación de la OMS, que evalúa la calidad, la eficacia y la seguridad de los productos sanitarios prioritarios para aumentar el acceso en los países de renta baja.