La UNODC se une a los esfuerzos para promover medidas de atención ante la pandemia del COVID-19 en centros penitenciarios

por ONU México | 20 marzo 2020 a las 16:27

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en México busca garantizar la prestación de servicios de atención médica, prevenir y atender las enfermedades infectocontagiosas al interior de centros penitenciarios a través del modelo de evaluación “Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano” (UNAPS, por sus siglas en inglés).

El pasado 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote del virus denominado COVID-19 como una pandemia, enfatizando la necesidad de salvaguardar la salud e integridad de ciertos grupos en situación de vulnerabilidad. En un escenario de esta naturaleza, resulta particularmente relevante que los sistemas penitenciarios tomen medidas para prevenir el contagio entre las personas privadas de la libertad, al tiempo que garanticen sus derechos humanos en todo momento.

El modelo UNAPS cuenta con al menos tres estándares referidos a la salud, que podrían fortalecer las capacidades y medidas del sistema penitenciario para brindar atención durante la pandemia del COVID-19, la cual representa un riesgo no sólo para las personas privadas de la libertad, sino también para las niñas y los niños que viven con sus madres, sus visitas y el personal que labora en los centros.

Los estándares aplicables son:

i) G-IV-1 El centro penitenciario brinda atención médica a las personas privadas de la libertad.

ii) G-IV-2 El centro penitenciario cuenta con infraestructura y equipamiento en el área médica.

iii) G-IV-9 Las personas privadas de la libertad reciben atención psicológica.

A la luz de estos estándares, los centros penitenciarios habrían de comprometerse, entre otras cosas, a ofrecer servicios de salud de manera continua y permanente, a contar con expedientes clínicos de la población penitenciaria, a llevar a cabo un diagnóstico situacional del establecimiento y a contar con espacios dignos de consultorio y enfermería. Así también, los estándares contemplan la atención psicológica individual y grupal, además de convenios con instituciones públicas del sector salud.

El cumplimiento de estos elementos otorga al centro penitenciario mayor certeza en la gestión y atención de la salud de las personas privadas de la libertad.

El Secretario General de las Naciones Unidas, el Señor António Guterres, ha externado su preocupación por la amenaza que esta enfermedad representa para el mundo: “Aunque se ha clasificado como pandemia, podemos controlar esta situación. Podemos retrasar la transmisión, prevenir la infección y salvar vidas (…) Debemos declarar la guerra contra este virus. Ello significa que los países tienen la responsabilidad de prepararse, acelerar e intensificar las medidas”.

Haciendo eco de estas palabras, la UNODC en México trabaja en favor de los intereses superiores de la población privada de la libertad, y de esta forma apoya la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 3: Salud y bienestar y 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.

***

Para mayor información, favor de contactar a:

Martha Orozco: martha.orozco@un.org

Vínculos de interés:

Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano (UNAPS)

ONU México. COVID-19 Lo superaremos juntos