Los efectos indirectos de la COVID-19 en mujeres y menores pueden ser más graves que el virus, advierte OMS

por ONU México | 12 junio 2020 a las 12:50

El Director de la Organización, Tedros Adhanom, explicó en rueda de prensa que la COVID-19 ha abrumado los sistemas sanitarios de muchos países, lo que ha aumentado los riesgos a la salud de mujeres, niños y adolescentes.

A medida que la pandemia acelera en los países en vías de desarrollo, la OMS expresó preocupación por su impacto en el acceso a servicios de salud esenciales para grupos vulnerables.

El Director de la Organización, Tedros Adhanom, explicó en rueda de prensa que la COVID-19 ha abrumado los sistemas sanitarios de muchos países, lo que ha aumentado los riesgos a la salud de mujeres, niños y adolescentes.

Por ello, el Dr. Tedros ha destacado la importancia de las intervenciones de autocuidado para que más personas puedan satisfacer sus necesidades de salud durante la contingencia, incluyendo servicios y medicamentos para la salud sexual y reproductiva.

“Es nuestra responsabilidad colectiva garantizar que estas intervenciones estén disponibles y accesibles para todas las personas que las necesiten”, subrayó.

Para abordar este desafío, la OMS ha desarrollado una guía para agilizar la introducción de intervenciones de autocuidado en los países.

Impacto de la pandemia en mujeres y menores

El dirigente de la OMS también ha pedido que las estrategias para mantener los servicios esenciales incluyan medidas adecuadas de atención para madres y sus hijos.

En este sentido, la OMS ha desarrollado una investigación sobre los riesgos de transmisión de COVID-19 durante la lactancia.

“Según la evidencia disponible, el consejo de la OMS es que los beneficios de la lactancia materna superan cualquier riesgo potencial de transmisión de COVID-19”, aseveró el Dr. Tedros.

Por otro lado, el titular del organismo mostró preocupación por  el impacto de la pandemia en adolescentes y jóvenes.

Recordó que la interrupción de servicios de salud y el cierre de centros educativos ha puesto a estos grupos en mayor riesgo de depresión y ansiedad, así como violencia y embarazos no deseados.