Declaración conjunta de COVAX para prever el suministro de vacunas para 2021 y principios de 2022

por | 8 septiembre 2021

El nivel global de acceso a las vacunas COVID-19 es inaceptable: sólo 20% de los habitantes de los países de renta baja y media-baja han recibido la primera dosis de la vacuna, en comparación con los países de renta alta y media-alta, donde 80% de su población ya recibió la primera dosis.

Ginebra/Nueva York/Oslo, 8 de septiembre de 2021 (OMS) — Hace 12 meses, el mundo se unió para apoyar el mecanismo COVAX, una iniciativa multilateral destinada a garantizar el acceso mundial a las vacunas contra la COVID-19.

Con el apoyo de la comunidad internacional, el mecanismo COVAX comenzó, de manera inmediata, a garantizar el financiamiento, entablar negociaciones con los desarrolladores y fabricantes de vacunas y a abordar la gran cantidad de retos técnicos y operativos asociados al despliegue del mayor y más complejo programa de vacunación de la historia.

COVAX ha logrado avances significativos: ha recaudado más de 10 mil millones de dólares; ha logrado el establecimiento de compromisos legalmente vinculantes para la donación de hasta 4 mil 500 millones de dosis de vacunas; y en sólo seis meses, ha entregado 240 millones de dosis a 139 países.

Sin embargo, el nivel global de acceso a las vacunas COVID-19 es inaceptable: sólo 20% de los habitantes de los países de renta baja y media-baja han recibido la primera dosis de la vacuna, en comparación con los países de renta alta y media-alta, donde 80% de su población ya recibió la primera dosis.

En los meses críticos de la pandemia, durante los cuales se creó el mecanismo, COVAX inscribió a los participantes, revisó y agrupó la demanda de vacunas, y recaudó suficiente dinero para hacer compras anticipadas de vacunas. Sin embargo, buena parte de los primeros lotes para el suministro mundial ya había sido adquirida por los países ricos.

COVAX ha recaudado más de 10 mil mdd; ha logrado la donación de 4 mil 500 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19; y ha entregado 240 millones de dosis a 139 países.

Actualmente, persisten los obstáculos a la capacidad de COVAX para proteger a las personas más vulnerables del mundo: las prohibiciones de exportación, la prioridad que se ha dado al establecimiento de acuerdos bilaterales entre los fabricantes y los países; los continuos problemas para aumentar la producción por parte de algunos productores clave y los retrasos en las aprobaciones regulatorias.

Según su más reciente previsión de suministro, el mecanismo COVAX espera tener acceso a mil 425 millones de dosis de vacunas en 2021. Este es el escenario más probable, ante la falta de una acción urgente para priorizar al mecanismo COVAX por parte de los productores y los países que ya tienen una alta cobertura de vacunación.

De aquellas, aproximadamente mil 200 millones de dosis estarán disponibles para las economías de menores ingresos que participan en el Compromiso Anticipado de Mercado (AMC) del COVAX. Estas dosis son suficientes para proteger al 20% de la población o al 40% de todos los adultos en las 92 economías del AMC, con excepción de la India. Se asignarán más de 200 millones de dosis a los participantes que se autofinancien. Se espera que COVAX cumpla su meta de liberar dos mil millones de dosis en el primer trimestre de 2022.

Además de trabajar estrechamente con los gobiernos participantes para garantizar que existan las condiciones sobre el terreno para facilitar la distribución exitosa de las vacunas, COVAX y sus socios piden a los donantes y fabricantes que renueven su compromiso de apoyar al mecanismo, y eviten retrasar nuevamente el acceso equitativo a las vacunas. Ello se logrará mediante los siguientes compromisos:

⦁ Los fabricantes cumplen con las entregas de vacunas al mecanismo COVAX a las que se hayan comprometido, y son transparentes en cuanto a los plazos de entrega de manera que los países puedan planificar con antelación sus estrategias de vacunación.

⦁ Cuando los países que ya lograron una alta cobertura de vacunación se encuentren antes que COVAX en las filas para adquirir las vacunas, cederán su turno a COVAX para que sus participantes puedan acceder a las dosis ya garantizadas a través de los contratos de suministro, de manera que las vacunas puedan llegar a donde más se necesiten.

⦁ Ampliar, acelerar y sistematizar las donaciones de dosis de los países que ya están muy avanzados en sus programas de vacunación. Esto incluye asegurar que las dosis estén disponibles en volúmenes más grandes y previsibles, y que se entregan aquellas que tienen la fecha de caducidad más extendida, lo que permitirá reducir la carga a los países que se estén preparando para recibirlas.

Mientras la pandemia de COVID-19 continúe cobrando vidas, destruyendo los medios de sustento de las personas y frenando la recuperación económica, seguiremos insistiendo en que nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo. La única manera de acabar con la pandemia y prevenir la aparición de nuevas variantes, es trabajar juntos.

La única manera de acabar con la pandemia y prevenir la aparición de nuevas variantes, es trabajar juntos.

Sobre COVAX

COVAX, el pilar de las vacunas del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT), está codirigido por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la Alianza para las Vacunas (GAVI), y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con UNICEF como asociado clave para la ejecución, así como con fabricantes de vacunas de países desarrollados y en desarrollo, el Banco Mundial y otros. Es la única iniciativa mundial que trabaja con los gobiernos y los fabricantes para asegurar que las vacunas contra la COVID-19 estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingreso alto como para los de ingreso bajo.

La función de la CEPI en COVAX

La CEPI dirige la cartera de investigación y desarrollo de vacunas en el marco de COVAX e invierte en la investigación y desarrollo de distintas vacunas candidatas prometedoras, con el objetivo de fortalecer el desarrollo de tres vacunas seguras y eficaces que puedan ponerse a disposición de los países que participan en el Mecanismo COVAX. En el marco de esta labor, la CEPI ha logrado el derecho de preferencia sobre más de mil millones de dosis de varias vacunas candidatas para el Mecanismo COVAX y ha realizado inversiones estratégicas en la fabricación de vacunas, lo que incluye la reserva de capacidad para fabricar dosis de vacunas de COVAX en una red de instalaciones y la obtención de viales de vidrio para contener 2000 millones de dosis de vacunas. Además, la CEPI invierte en la “nueva generación” de vacunas candidatas, lo que pondrá a disposición del mundo más alternativas para controlar la COVID-19 en un futuro.

La función de Gavi en COVAX

Gavi dirige las actividades de adquisición y distribución a escala en el marco de COVAX: coordina el diseño, la ejecución y la administración del Mecanismo COVAX y el CAM de COVAX-Gavi, y trabaja con los gobiernos y sus asociados de la Alianza (el UNICEF y la OMS) en las actividades de disposición operativa y cumplimiento en los países. Como parte de esta función, Gavi acoge la Oficina del Mecanismo COVAX, desde la que coordina el funcionamiento y la gobernanza del mecanismo en su conjunto, gestiona las relaciones con los participantes en COVAX y negocia los acuerdos de adquisición anticipada con los fabricantes de vacunas candidatas prometedoras con el fin de asegurarse dosis en nombre de las 190 economías que participan en el Mecanismo COVAX. También coordina el diseño, funcionamiento y recaudación de fondos del CAM de COVAX, que presta apoyo a 92 economías de ingreso bajo, así como de un mecanismo de compensación sin culpa que será administrado por la OMS. Como parte de esta labor, Gavi presta apoyo a los gobiernos y sus asociados para garantizar que los países estén dispuestos operativamente, y aporta fondos y supervisa la adquisición de vacunas por parte del UNICEF, así como la labor realizada los asociados y los gobiernos en materia de disposición operativa y cumplimiento. Ello incluye la prestación de apoyo para el equipo de la cadena de frío, la asistencia técnica, las jeringas, los vehículos y otros aspectos de la operación logística enormemente compleja necesaria para el cumplimiento. Gavi también co-diseñó, recaudó fondos y apoyó la puesta en marcha del programa de indemnización sin culpa de la AMC, así como la Reserva Humanitaria del Mecanismo COVAX.

La función de la OMS en COVAX

La OMS cumple varias funciones como parte de COVAX: proporciona orientaciones normativas relativas a las políticas, la reglamentación, la seguridad, la I+D y la asignación de vacunas, y las actividades de disposición operativa y cumplimiento en los países. El Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre inmunización ( SAGE) de la OMS elabora recomendaciones de políticas en materia de vacunación sobre la base de datos científicos. El procedimiento de inclusión en la lista OMS de uso en emergencias (EUL) y sus programas de precalificación aseguran que se llevan a cabo protocolos armonizados de examen y autorización en los diferentes Estados Miembros. Asimismo, la OMS realiza labores de coordinación mundial y presta asistencia a los Estados Miembros en lo referente a las actividades de vigilancia de la seguridad de las vacunas. La OMS diseñó los perfiles de producto para las vacunas contra la COVID-19 y desempeña funciones de coordinación técnica en la esfera de la I+D. La OMS dirige, junto con el UNICEF, el eje de trabajo de la disposición operativa y el cumplimiento en los países, por el que se brinda apoyo a los países que se preparan para recibir y administrar vacunas. En dicho eje de trabajo, colabora con Gavi y muchos otros asociados que trabajan a nivel mundial, regional y nacional para proporcionar herramientas, orientaciones, seguimiento y asistencia técnica sobre el terreno para la planificación y el despliegue de las vacunas. Además, de consuno con los asociados en COVAX, la OMS ha puesto en marcha un programa de compensación sin culpa como parte de los compromisos de duración limitada en materia de resarcimiento y responsabilidad jurídica.

La función del UNICEF en COVAX

El UNICEF aprovecha su experiencia como el mayor comprador único de vacunas del mundo y trabaja con los fabricantes y los asociados en la adquisición de dosis de vacuna contra la COVID-19, así como en fletes, logística y almacenamiento. El UNICEF ya adquiere más de 2000 millones de dosis anuales de vacunas para la inmunización sistemática y la respuesta a brotes en nombre de casi 100 países. En colaboración con el Fondo Rotatorio de la OPS, el UNICEF lidera los esfuerzos destinados a la adquisición y el suministro de dosis de vacuna contra la COVID-19 para COVAX. Además, el UNICEF, Gavi y la OMS colaboran con los gobiernos 24 horas al día para garantizar que los países estén preparados para recibir las vacunas y cuenten con los equipos adecuados para asegurar la cadena de frío y con trabajadores de la salud capacitados para administrar las vacunas. El UNICEF también desempeña una función esencial en los esfuerzos para promover la confianza en las vacunas, comunicar mensajes de confianza en las vacunas y luchar contra la información errónea en todo el mundo.

Acerca del Acelerador ACT

El Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 es una iniciativa de colaboración mundial nueva e innovadora destinada a acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas contra la COVID-19. La OMS, la Comisión Europea, Francia y la Fundación Bill y Melinda Gates pusieron en marcha esta iniciativa en abril de 2020 en respuesta a un llamamiento hecho en marzo por los dirigentes del G20.

El Acelerador ACT no es un órgano decisorio ni una nueva organización, sino un medio destinado a acelerar los esfuerzos de colaboración entre organizaciones ya existentes con el objetivo de poner fin a la pandemia. Es un marco de colaboración concebido para reunir a los principales interesados en torno a una mesa para poner fin a la pandemia lo antes posible mediante el desarrollo acelerado, la asignación equitativa y la distribución a gran escala de pruebas, tratamientos y vacunas, y de ese modo proteger los sistemas de salud y restablecer las sociedades y las economías a corto plazo.

El Acelerador ACT se apoya en la experiencia de las principales organizaciones de salud mundiales, que afrontan los retos más difíciles del mundo en materia de salud y que, al trabajar de consuno, son capaces de obtener resultados mejores y más ambiciosos en la lucha contra la COVID-19. Sus miembros comparten el compromiso de asegurar que todas las personas tengan acceso a los instrumentos necesarios para superar la COVID-19 y trabajar aliados a niveles sin precedentes para lograr ese objetivo.

El Acelerador ACT consta de cuatro ámbitos de trabajo: medios diagnósticos, tratamientos, vacunas y el conector de los sistemas de salud. La línea de trabajo relativa al acceso y la asignación es transversal a estos cuatro ámbitos.