En la 64º sesión de la Comisión de Estupefacientes, la Directora Ejecutiva de UNODC hace un llamado a redoblar esfuerzos en el contexto de la Covid-19 para enfrentar los retos de las drogas

por | 13 abril 2021

Viena, (Servicio de Información de las Naciones Unidas) — La 64º sesión de la Comisión de Estupefacientes (CND, por sus siglas en inglés) comenzó el día de hoy con la conmemoración de los aniversarios de las Convenciones más importantes en materia de control de drogas y la adopción de una declaración conjunta sobre el impacto de la pandemia de la Covid-19 en el cumplimiento de los compromisos de los Estados Miembro para hacer frente al problema mundial de las drogas.

 El acto conmemorativo del 60º aniversario de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y del 50º aniversario del Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 contó con un mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, el Sr. António Guterres, pronunciado por la Directora Ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), la Sra. Ghada Waly.

El Secretario General declaró: “La crisis de la Covid-19 nos ha mostrado lo mucho que el mundo necesita de la solidaridad, la responsabilidad compartida y la cooperación internacional para mejorar la cobertura de salud, proteger nuestras sociedades y recuperarnos mejor. En estos aniversarios y en esta sesión de la CND, les exhorto a contribuir a estos esfuerzos colectivos”.

La Directora Ejecutiva de UNODC destacó la necesidad de construir e invertir en acciones conjuntas a partir de las Convenciones para hacer frente a los desafíos actuales: “Las complejidades crecientes del problema mundial de las drogas perjudican nuestros esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en esta desafiante Década de Acción. La situación no ha hecho más que agravarse con la pandemia de la Covid-19.”

“El incremento de la pobreza y el desempleo derivados de la crisis también ha acrecentado las vulnerabilidades”, dijo la Sra. Waly. “Los estudios de la crisis financiera de 2008 muestran que, después de ésta, los patrones de consumo de drogas se volvieron más perjudiciales, mientras que los presupuestos gubernamentales para abordar el problema se redujeron. Debemos prepararnos para afrontar retos similares en la crisis actual. Desde UNODC hemos asistido a las personas responsables de las políticas y a quienes proveen servicios de prevención, tratamiento y atención de las drogas, así como servicios de VIH, con la creación de capacidades durante la pandemia.”

La inauguración de la sesión también contó con las intervenciones del Presidente del Consejo Económico y Social, el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) y el Presidente del Comité de Organizaciones No Gubernamentales de Viena sobre Drogas.

En la apertura del Debate General, la Comisión adoptó por consenso la declaración conjunta, presentada por la Presidenta de la 64ª sesión, la Embajadora y Representante Permanente de Polonia, la Sra. Dominika Krois, en nombre de la Comisión. La declaración conjunta expone los nuevos retos, buenas prácticas y medidas que deben adoptarse para hacer frente al impacto de la pandemia de la Covid-19 y reitera el compromiso de garantizar que ninguna persona afectada por el problema mundial de las drogas sea dejada atrás.

Las resoluciones que examina la Comisión tratan sobre el acceso a los servicios de tratamiento, rehabilitación y reinserción social en materia de drogas; desarrollo alternativo; prevención y tratamiento basados en la evidencia y las respuestas al uso no médico de productos farmacéuticos. Durante la 64ª sesión, la CND estudiará las recomendaciones de planificación de la OMS. La 64ª sesión reúne a 1.400 participantes de 128 países, 19 organizaciones intergubernamentales y 72 organizaciones no gubernamentales.

***

La Comisión de Estupefacientes se reúne de forma anual y es el órgano más importante del sistema de las Naciones Unidas en materia de políticas de drogas, responsable de monitorear la situación mundial, desarrollar estrategias basadas en la evidencia para el control de drogas y recomendar medidas para abordar el problema mundial de las drogas.