La ONU se solidariza a la protesta digital de las madres en búsqueda de sus hijos desaparecidos

por ONU México | 10 mayo 2020 a las 07:00

La pandemia de COVID-19 no detiene la lucha de las madres por encontrar a sus hijos desaparecidos.  Este 10 de mayo, día de las madre en México, las familias de personas desaparecidas y quienes apoyan su valiosa y digna lucha no marcharan en las calles de México, pero manifestarán en la protesta virtual #CorazonesEnMarcha. La ONU llama a solidarizarse con las familias de las víctimas de desaparición.

Adriana Moreno no marchará hoy en la capital como lo ha hecho desde hace años, luego de que el 11 de mayo de 2009  su hijo mayor, Víctor Adrián Rodríguez Moreno, desapareciera en Francisco Madero, Coahuila. Tampoco la acompañara en las calles Alicia, quien busca a su madre desaparecida el 5 de enero de 1978 en la Ciudad de México durante la llamada “guerra sucia” – era homónima, se llama también Alicia de los Ríos Merino.

Por la crisis debida a la COVID-19 y las medidas de confinamiento, su grito se escuchará este año en protestas virtuales, una de ellas llamada #CorazonesEnMarcha.

“Aprendimos a exigir nuestros derechos y los de nuestros desaparecidos”

Durante años las madres, padres, hermanas, hermanos, hijas e hijos de personas desaparecidas han convertido el 10 de mayo, dedicado a las madres en México, en un día de reivindicación demandando la aparición de sus seres queridos. Las familias se han convertido en defensoras de derechos humanos que exigen verdad, justicia, garantías de no repetición y reparación integral.

“Hemos aprendido a alzar la voz y ser escuchada, defender los derechos de nuestros desaparecidos, exigir a las autoridades que en algún momento rogamos, rogamos, aprendimos a que se debe exigir que tenemos nuestros derechos y son los derechos de nuestros desaparecidos”, dijo Adriana Moreno Becerril en entrevista con la ONU-DH y el CINU. “No estoy sola, hay otras personas con mi mismo dolor, el mismo idioma de dolor”, expresó Adriana.

Hacer comunidad en la búsqueda, formar una comunidad de desaparecidos y buscadores, muertos y vivos, es también lo que destacó Alicia de los Ríos Merino.

“Yo creo que hemos aprendido a hacernos responsables de muchas personas desaparecidas. Es decir, no importa que no sea mi padre o mi madre: la busco igual. Para mí no son ajenas, son sangre de mi sangre por el solo hecho de ser hijos de esas doñas, por haber pertenecido a los grupos a donde militaron mis padres, mi mamá o mi papá. Y entonces ellos no se quedaron huérfanos, si sus madres ya no están, son nuestros desaparecidos también”, dijo. 

En la situación causada por la enfermedad COVID-19, y porque la movilización no tendrá lugar en las calles, la necesidad de solidarizarse se hace todavía más importante.  Hoy es “otro 10 de mayo que no festejamos, no festejamos porque aún no tenemos a nuestros hijos, estamos incompletas, estamos mutiladas”, dijo Adriana Moreno. “Y por esta situación sanitaria de la contingencia no vamos a salir para cuidarnos, para seguir buscándolos. Y vamos a estar en redes, no vamos a salir pero desde casa, también invitando a la sociedad a que se una a la marcha virtual que vamos a hacer”, añadió.

“Nuestros corazones están en marcha con los suyos”

Las Naciones Unidas en México expresaron en un comunicado su máximo reconocimiento y respeto por la digna lucha que las familias de las personas desaparecidas llevan a cabo en México, y han exigido a las autoridades el cumplimiento de su obligación de investigar las desapariciones y garantizar la no repetición y la reparación

A través de marchas y otras actividades en diferentes ciudades de México han exigido a las autoridades el cumplimiento de su obligación de investigar las desapariciones y garantizar la no repetición y la reparación. “Es un llamado a las autoridades, pero también a toda la sociedad en conjunto a solidarizarse con las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, y a ser todas y todos parte de la soluciones que se intentan implementar para superar estas violaciones”, dijo el Representante adjunto en México de la oficina de la Alta Comisionada para los derechos humanos, que acompaña a la convocatoria #CorazonesEnMarcha, Jesús Peña.

“Nos unimos a su legítima demanda por los derechos a la verdad, la justicia y la reparación”, aseveró  Jesús Peña. “No están solas, no están solos, nuestros corazones están en marcha con los suyos”.

De acuerdo con datos publicados a principios de enero de 2020 por la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Búsqueda, se han registrado en México 61,637 personas desaparecidas, la mayoría de ellas entre 2006 y 2019; 18% (1,072) del total de personas registradas como desaparecidas son niños, niñas o adolescentes. Además, se tiene registro de más de 37 mil personas fallecidas esperando aún ser identificadas y devueltas dignamente a sus familias.