Reducir las restricciones contra COVID-19 es jugar una lotería mortal: OMS

por | 19 julio 2021

Ginebra, 19 de julio de 2021 (OMS) — Reducir las restricciones y las medidas para prevenir contagios de COVID-19 es jugar a una lotería mortal, advirtieron expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Mientras la mayor parte de la población no esté inmunizada, el virus seguirá circulando y mutando”, advirtió en conferencia de prensa la epidemióloga y jefa de la Unidad Técnica Anti-COVID de la OMS, Maria Van Kerkhove.

“Por eso, es fundamental, que las vacunas lleguen al mayor número de países, no solo a los desarrollados, no solo a Occidente”, añadió.

Mientras la situación sea esta “la vacunación no supondrá el fin de la pandemia porque los vacunados pueden contagiarse y transmitir el virus” a las personas que todavía no han sido inmunizadas contra la Covid-19.

“Es por eso que reducir las restricciones implica jugar a una lotería mortal. La mayoría de personas ingresadas en la actualidad por coronavirus no han recibido la vacuna y la mayor parte del mundo está sin vacunar”, enfatizó.

Los casos globales de COVID aumentaron un 11.5% la semana pasada, con cifras de doble dígito en casi todas las regiones. El mundo se encuentra en un momento “muy peligroso” de la pandemia, advirtió Van Kerkhove.

Después de 18 meses, es una situación muy preocupante, subrayó en un encuentro en redes sociales la experta estadounidense, quien lamentó que en los últimos siete días el número de personas fallecidas a causa de la COVID-19 incrementó en 1%; mientras que los casos aumentaron 0.5%.

En la región de las Américas, se redujo el número de muertes a causa de la enfermedad, “pero hubo un millón de casos en las Américas la semana pasada. Esa no es una cifra pequeña”, resaltó.

Dio a conocer que hay más de 22 mil muertes en 36 países de las Américas, mientras que el número total de los casos notificados en la región representa más de una cuarta parte de los casos mundiales y un 40% de las muertes globales la semana pasada.

En Europa, los casos del 12 al 18 de julio aumentaron un 20 % con respecto a la semana anterior, mientras que en el sur de Asia el crecimiento fue del 30 %, en el este del continente asiático de casi el 30 % y en Oriente Medio los contagios subieron un 15 %, detalló Van Kerkhove.

La Delta no será la última variante de preocupación, vendrán más

Los factores que explican este aumento, subrayó María Van Kerkhove, son la expansión de variantes más contagiosas, como la delta, el aumento de los movimientos de personas y la socialización, y un “uso incorrecto de las medidas de salud pública”, advirtió.

Un cuarto factor para la actual situación, afirmó, es la desigualdad en la administración de vacunas, ya que en muchos países ni siquiera los grupos de mayor riesgo, como la tercera edad o los trabajadores sanitarios, han podido recibir dosis.

Michael Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS advirtió que la organización está muy preocupada ante el avance de la variante Delta.

“No es más mortal que otras cepas, pero sí más contagiosa”, agregó Van Kerkhove, quien aseguró que la Delta “no será la última cepa preocupante, vendrán más”.